Aunque la Región Huasteca (donde habitan los “huastecos”) en nuestro país se extiende por varios estados (Veracruz, Hidalgo, Querétaro, Tamaulipas e incluso Puebla), el más extenso número de habitantes huastecos se encuentra en el Este del estado de San Luís Potosí, abarcando principalmente 20 municipios donde se conservan la cultura y las tradiciones de este grupo indígena descendiente de los mayas.

La Huasteca Potosina es una de las regiones más ricas y bellas de México, plagada de atractivos naturales, esplendorosos paisajes, así como costumbres y tradiciones que permanecen vivas desde el México prehispánico. A la huasteca potosina la caracteriza su gente amable y hospitalaria. Los “huastecos” o “teenek” habitan la zona este de San Luis Potosí, conformando importantes comunidades donde conservan sus usos y costumbres. Estas etnias, como muchos otros grupos indígenas en nuestro país, representan el alma cultural del lado este de San Luis Potosí. Sin embargo, numerosas comunidades tének viven en situación de vulnerabilidad y pobreza extrema, dificultando así el desarrollo integral de sus habitantes. Sus necesidades van desde las más elementales y culminan con otras básicas como la educación. Para muchos de los niños que habitan estos pueblos, contar con lo necesario para estudiar, puede representar una verdadera dificultad para ellos y sus familias.

MISIÓN Promovemos la educación de los niños huastecos que viven en situación de vulnerabilidad en San Luis Potosí, mediante la facilitación de apoyo material y dinámicas sociales que les permitan identificar la formación educativa como parte del desarrollo de sus comunidades.

VISIÓN Nos reconocerán como una Fundación que impulsa fuertemente la conciencia del bienestar colectivo, que presenta convicción mediante la influencia positiva de ciudadanos comprometidos con su comunidad y su país.