Y tú… ¿Ya hiciste tu tarea por México?

25 noviembre, 2014 / por: Idalia Martínez

0

El interés por la situación de nuestro país prácticamente nos ha invadido a todos; y es que ante la posibilidad que tenemos en la actualidad de expresar nuestra opinión y conocer la de los demás a través de la tecnología y los nuevos medios, llegamos a preguntarnos ¿Cuál será l solución a muchos de los problemas sociales que nos aquejan?

Probablemente pensemos que “el cambio está en ti” es un completo cliché, pero en muchas ocasiones evadimos nuestras responsabilidades humanas y ciudadanas por mera pereza de participar activamente en lo que nos corresponde.

Estas son 5 claves que realmente pueden marcar cambios en nuestra sociedad:

1) Practica los valores en tu día a día. La honestidad, la puntualidad, el trabajo en equipo. De poco sirven los grados académicos si carecemos de los valores realmente importantes para la sociedad. Los valores no tienen precio, pues son los que hacen al ser humano.

2) Evita esos pequeños (o grandes) actos de corrupción. Desde una mordida al policía, aceptar un puesto de trabajo y ser “aviador” o beneficiarte de manera personal en un puesto de trabajo o cargo público. Son esos pequeños actos incorrectos los que forman la gran ola de corrupción que nos consume.

3) Responsabilízate de tus actos. Nos es muy común decir “me reprobaron” y no “yo reprobé”. Nos acostumbramos a buscar siempre responsables por las cosas que suceden alrededor, evadiendo responsabilidades. Si alguien rompe algo, pasamos de largo con el pretexto de “yo no lo hice”. Mantente informado de lo que sucede en tu país y participa, esa es también una manera de responsabilizarte de las cosas. No evadas con el clásico “a mí no me interesa la política” o “yo no voto porque todo sigue igual”; si te consideras un buen ciudadano y todos los buenos piensan como tú, entonces dejarás en las manos equivocadas el rumbo de tu país.

4) Ayuda sin esperar a cambio. Muchas personas a tu alrededor necesitan más ayuda de lo que te imaginas. Busca alguna causa importante donde un par de mano nunca están de más: alimentaria, para la educación, de bienestar común, salud. Deja de pensar que quien es desfavorecido es “porque quiere”. Puedes comenzar apoyando al pequeño comerciante, no regateándole su mercancía al campesino que viene a la ciudad con esfuerzo a venderla, apoyando a un niño desfavorecido en su educación. Reconocer que hay personas con pocas oportunidades es importante, pero más lo es tomar acciones que te permitan poner tu granito de arena.

5) Enséñales a tus hijos a trabajar. No trates a tus hijos como si no supieran o pudieran hacer nada. Enséñales la cultura del trabajo: lavar un baño o recoger la basura no son actividades denigrantes. No solapes actitudes donde evadan una responsabilidad, por pequeña que sea; ante todo, recuerda que el ejemplo arrastra.